29 agosto 2006

Los Museos Científicos Coruñeses se preparan para el inicio del nuevo curso escolar

[Ver nota en galego]



—Un tiburón toro de gran tamaño, módulos interactivos sobre maremotos y gripe aviar, y talleres didácticos sobre anatomía forman parte de la oferta del Aquarium Finisterrae, Casa de las Ciencias y Domus para el curso 2006-2007

—Los centros escolares de toda Galicia recibirán en los próximos días información sobre las actividades que los Museos Científicos Coruñeses han programado


Cómo reservar una visita escolar

A mediados de septiembre, con el inicio del nuevo curso escolar, los Museos Científicos Coruñeses comenzarán a recibir sus primeras solicitudes de reserva de visita. Como en años anteriores se ha preparado un tríptico en el que se describen las novedades que podrán encontrar los profesores y estudiantes que visiten la Casa de las Ciencias, Domus y Aquarium Finisterrae.

Los grupos que realizan su reserva de visita con antelación pueden disfrutar de ventajas, como tasas reducidas, o visitas gratuitas en algunos casos, y la posibilidad de recibir asesoramiento del equipo técnico de los museos para preparar la visita, así como recibir material didáctico de apoyo.


NOVEDADES
Anualmente los tres centros realizan una renovación de exposiciones, proyecciones y actividades, de manera que cada curso los escolares encuentran un museo distinto, con nuevos contenidos.

Así, en el Aquarium Finisterrae muchos podrán conocer a Gastón, un tiburón toro de 3 metros de longitud y más de 125 kilos de peso, y realizar actividades relacionadas con estos peces. También conocerán la exposición “Fabricantes de Perlas”, que presenta, entre otros elementos, acuarios en los que viven moluscos productores de perlas procedentes de diferentes mares del mundo, como las grandes tridacnas del Índico, y un acuaterrario que reproduce un ecosistema fluvial gallego con almejas perlíferas. Y para los grupos de Educación Infantil, la Casa de los Peces ha programado visitas guiadas con las que recorrerán el acuario de una manera especial.

La Domus propone descubrir el mundo de las construcciones de los animales, incluido el ser humano, a través de la exposición “Los otros arquitectos”: un nido de cigüeña de grandes dimensiones, un termitero de 2 metros de alto o una reproducción de una madriguera de tejón, por la que pueden meterse los más pequeños, son algunas de las curiosidades de esta muestra. Otra de las opciones incluidas en la visita a la Domus es la de asistir a una proyección de “Cine a la carta”, que permite elegir entre tres títulos de audiovisuales científicos: “Ilusiones visuales”, “Mar de estrelas” y “Conócete a ti mismo. Inteligencia”. Además, se ofrece la posibilidad de solicitar la participación en uno de los talleres didácticos que se realizan, como el de disección de un corazón de vaca o de un ojo de cerdo para conocer su anatomía en directo.

En la Casa de las Ciencias, la exposición de la tercera planta, “Palabras de la ciencia”, renueva parcialmente sus contenidos, fiel a su objetivo de presentar la actualidad científica. Los maremotos, las explosiones, la gripe aviar y el cambio climático tendrán sus módulos interactivos en esta sección. También tiene preparada su programación de sesiones de planetario para escolares, que incluye en este curso como novedad el programa “En busca del agua”. Y de la mano de los monitores de la Casa de las Ciencias, los escolares podrán explorar los secretos del sonido mediante objetos cotidianos en el taller de la exposición “Sonidos Encontrados”.


ACTIVIDADES DE FIN DE SEMANA
Los Museos Científicos Coruñeses también pondrán en marcha a lo largo del curso actividades de fin de semana para niños. El Planetario acogerá los domingos un cuentacuentos, con relatos que introducen a los más pequeños en el mundo de los astros.

La Domus realizará visitas guiadas a la exposición “Los otros arquitectos” dirigidas a toda la familia, actividad que finaliza con un taller sobre abejas. Las tardes de sábado estarán dedicadas a la “Aventura en la Domus”, que propone descubrir un enigma a través de diversos juegos y pruebas.

El Aquarium celebrará en noviembre la actividad “Durmiendo con tiburones” en la que los niños podrán descubrir el mundo de estos animales y dormir una noche en el Nautilus entre los tiburones y grandes peces que viven en el tanque que rodea a esta sala. Y para los que quieran pasar una tarde de experiencias científicas sobre el mar y sus habitantes, las Meriendas en el Aquarium, que finaliza con un chocolate con churros.