24 mayo 2006

El Aquarium Finisterrae presenta un nuevo ejemplar de tiburón toro de grandes dimensiones

Ver nota completa: español | galego


—Con 3 metros de longitud y más de 100 kilos de peso es el mayor tiburón que ha alojado la Casa de los Peces

A partir del miércoles 24 de mayo de 2006 el oceanario del Nautilus del Aquarium Finisterrae tiene un nuevo y espectacular inquilino: un tiburón toro (Carcharias taurus) de 3 metros de longitud y más de 100 kilos de peso, que llegó el pasado mes de febrero procedente del Océanopolis de Brest. Desde entonces ha permanecido en la sala de cuarentena de la Casa de los Peces, adaptándose a la temperatura y calidad del agua gallega. Ahora, por fin, está listo para entrar en el Nautilus y hacer compañía a Hermosa, la pequeña “tiburona” toro que vive aquí desde hace años.
Aunque viene de Brest, Gastón no es bretón, sino sudafricano. Nació frente a Ciudad del Cabo, en la confluencia entre los océanos Atlántico e Índico. Tras su captura fue trasladado a Francia para incorporarse a la colección biológica del Océanópolis. Allí vivió varios años en compañía de otros ejemplares de su misma especie, iguales a él en tamaño y peso. Pero llegó un momento en que la convivencia entre los tiburones se volvió muy tensa. Fue entonces cuando los responsables del Océanopolis decidieron que Gastón siguiera viaje hacia aguas más tranquilas.

El Aquarium Finisterrae mantiene excelentes relaciones con el acuario de Brest; por eso, durante un congreso en Lisboa, surgió un ofrecimiento para que la Casa de los Peces alojara a Gastón. Hacía tiempo que se buscaba un ejemplar como éste, y dado que nació en las frías aguas sudafricanas, que son muy parecidas a las gallegas, la probabilidad de que Gastón se adaptase con éxito a la vida en el Aquarium Finisterrae era muy alta. Así que se aceptó enseguida la oferta. De regreso a La Coruña, comenzaron los preparativos para traerlo: se habilitó un transporte especial, se preparó la sala de cuarentena del Nautilus, se gestionaron los permisos de transporte y documentos veterinarios, y se programó el viaje hacia Brest. El día 10 de febrero de 2006 un equipo técnico del Aquarium Finisterrae llegó a La Coruña con Gastón, después de un viaje que transcurrió sin problemas.


Un poco de biología sobre los tiburones toro
Los tiburones toro son peces de cuerpo alargado y robusto. Tienen la cabeza un poco aplastada y el morro cónico y plano. Sus ojos son pequeños y sin membrana nictitante (esa especie de párpado vertical que tienen algunos tiburones). Los espiráculos (las aberturas por las que respiran) son muy pequeños. La talla máxima que alcanzan es de 318 cm. Su coloración varía desde el marrón oscuro homogéneo al grisáceo en el dorso y gris en el vientre. Algunos individuos jóvenes tienen manchas oscuras repartidas por todo el cuerpo.

Habitan entre los 50 y los 200 m de profundidad y están presentes en todos los mares del mundo. Su actividad se incrementa durante las horas crepusculares. Son depredadores voraces que se alimentan de peces, cefalópodos y crustáceos.

Son vivíparos, es decir, las hembras paren a sus crías ya formadas. Y un detalle curioso: practican el canibalismo intrauterino, lo que significa que los pequeños tiburones toro devoran a sus propios hermanos cuando aún están en el vientre materno. Quizá por eso, de los 16 a 23 óvulos fecundados que se insertan en el útero, sólo uno o dos sobreviven. Otro detalles que dan idea de su precocidad: con 17 cm ya poseen una dentición completamente funcional y con 26 cm ya pueden nadar dentro del útero. Las cías nacen tras 8 ó 9 meses de gestación.


Aquarium Finisterrae
Paseo Marítimo s/n
La Coruña