27 septiembre 2012

El Aquarium Finisterrae, pionero en adaptar y exhibir calamares fuera de su hábitat natural

[Ver nota en galego]



– Hasta el momento, ningún acuario había logrado mostrar tantos 'Loligo vulgaris' auténticos, debido a la complejidad de su adaptación
– Esta renovación de la fauna del acuario coruñés es la primera de un ambicioso programa que pretende sorprender al público con nuevas especies marinas

Por primera vez el Aquarium Finisterrae de A Coruña muestra a sus visitantes un espectáculo natural inédito en un acuario: una docena de ejemplares de la especie Loligo vulgaris, el calamar o chipirón de las costas gallegas, nadan ya bajo una luz azulada en el tanque cilíndrico de la sala Maremagnum, especialmente acondicionado para la compleja adaptación.



Esta renovación de la fauna del acuario coruñés es la primera de un ambicioso programa que comienza ahora y que pretende sorprender al público con nuevas y espectaculares especies marinas. A diferencia de sepias y pulpos, los calamares son cefalópodos extremadamente dificiles de contemplar en acuarios. Hasta el momento ninguno había tenido en exposición tantos Loligo vulgaris auténticos.



La complejidad de la adaptación de los calamares está en que su hábitat natural consiste en grandes espacios abiertos, lo que dificulta poder exhibir un alto número de ejemplares a la vez. También su preferencia por la penumbra, sólo ascienden hasta la superficie desde que cae la noche hasta el amanecer, complica el poder observarlos en espacios expositivos.

De Cambados
Este nuevo éxito de adaptación de especies del Aquarium Finisterrae comenzó a gestarse al principio del verano, cuando el personal del acuario capturó pequeños calamares (chipirones) en Cambados (Pontevedra). Con el tiempo, fueron aclimatándose en la zona técnica donde crecieron con rapidez, algunos ya superan los 30 cm de los 10-12cm de promedio inicial. Ahora ya están en el emblemático tanque cilíndrico de la Sala Maremagnum, que en anteriores temporadas albergó una colonia de sepias o la peculiar fauna de las charcas intermareales de playa.

Colaboración
Además de la atención minuciosa y esmerada del personal del acuario, para la adaptación de los calamares, el Aquarium Finisterrae contó con la colaboración de la Cofradía de Pescadores de Cambados. También ha sido clave la información suministrada por el Aquarium San Sebastián, que en 2003 realizó interesantes experiencias con Loligo vulgaris.


O Aquarium Finisterrae, pioneiro en adaptar e exhibir luras fóra do seu hábitat natural

– Até o momento, ningún acuario lograra mostrar tantos 'Loligo vulgaris' auténticos, debido á complexidade da súa adaptación
– Esta renovación da fauna do acuario coruñés é a primeira dun ambicioso programa que pretende sorprender ao público con novas especies mariñas


Por primeira vez o Aquarium Finisterrae da Coruña mostra aos seus visitantes un espectáculo natural inédito nun acuario: unha ducia de exemplares da especie Loligo vulgaris, a lura ou chipirón das costas galegas, nadan xa baixo unha luz azulada no tanque cilíndrico da sala Maremagnum, especialmente acondicionado para a complexa adaptación.



Esta renovación da fauna do acuario coruñés é a primeira dun ambicioso programa que comeza agora e que pretende sorprender ao público con novas e espectaculares especies mariñas. A diferenza de sepias e polbos, as luras son cefalópodos extremadamente dificiles de contemplar en acuarios. Até o momento ningún tivera en exposición tantos Loligo vulgaris auténticos.



A complexidade da adaptación das luras está en que o seu hábitat natural consiste en grandes espazos abertos, o que dificulta poder exhibir un alto número de exemplares á vez. Tamén a súa preferencia pola penumbra —só ascenden até a superficie desde que cae a noite até o amencer— complica o poder observalos en espazos expositivos.

De Cambados
Este novo éxito de adaptación de especies do Aquarium Finisterrae comezou a xestarse ao principio do verán, cando o persoal do acuario capturou pequenas luras (chipiróns) en Cambados (Pontevedra). Co tempo, foron aclimatándose na zona técnica onde creceron con rapidez, algúns xa superan os 30 cm dos 10-12cm de media inicial. Agora xa están no emblemático tanque cilíndrico da Sala Maremagnum, que en anteriores tempadas albergou unha colonia de xibas ou a peculiar fauna das charcas intermareais de praia.

Colaboración
Ademais da atención minuciosa e esmerada do persoal do acuario, para a adaptación das luras, o Aquarium Finisterrae contou coa colaboración da Confraría de Pescadores de Cambados. Tamén foi clave a información fornecida polo Aquarium San Sebastián, que en 2003 realizou interesantes experiencias con Loligo vulgaris.