23 diciembre 2017

La exposición “Mar de Plástico” en el Aquarium Finisterrae

[Ver nota en galego]



La producción de objetos de plástico, que son omnipresentes en nuestras vidas, no para de crecer. Como resultado, cada año producimos más y más basura sintética. Toda vez que el océano se ha ido convirtiendo en una especie de escombrera global, gran parte de esta basura se acumula en los ecosistemas marinos(1).

Para concienciar a la ciudadanía sobre el gran problema ecológico, ambiental y socioeconómico que supone la basura plástica marina y, de este modo, contribuir a reducir este tipo de contaminación, el Aquarium Finisterrae organiza y exhibe la exposición “Mar de Plástico”.



La exposición, que está producida por la Asociación Mar de Fábula y el colectivo RetoqueRetro (@RetoqueRetro), contiene 85 obras artísticas realizadas con materiales plásticos recuperados como basura en las playas gallegas.

Mar de Fábula es una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la conservación del océano. Su voluntariado organiza actividades de limpieza de playas y sensibilización pública sobre el problema ecológico que supone la basura marina. Esas mismas personas voluntarias se encargarán de impartir las actividades relacionadas con la exposición, que consistirán en 4 talleres experimentales y 2 conferencias, cuya celebración tendrá lugar entre enero y junio de 2018.



“Mar de Plástico” es una iniciativa incluida en el Programa Objetivo 14 del Aquarium Finisterrae, que engloba las exposiciones, actividades y talleres del museo destinadas a contribuir a cumplir los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU relacionados con la conservación del océano.


(1) Los oceanógrafos y oceanógrafas de la expedición española Malaspina comprobaron que no existe un solo rincón del océano en el que no haya plástico. Lo detectaron en todas y cada una de las 3.070 muestras que recogieron alrededor del mundo. Las mayores concentraciones aparecieron en los llamados giros subtropicales, que son zonas de los océanos Pacífico, Atlántico y Índico en las que convergen grandes corrientes oceánicas. Según el personal investigador de la expedición, parte de la basura plástica flotante se rompe en trozos más pequeños por acción de la luz solar. Luego, diferentes especies de bacterias marinas se encargan de moler esos trozos para generar partículas de pocos micrones de diámetro (un micrón es la milésima parte de un milímetro). Muchos pescados e invertebrados se comen estas partículas al confundirlas con el plancton. De este modo, el plástico se incorpora a la cadena trófica.

A exposición “Mar de Plástico” no Aquarium Finisterrae


A produción de obxectos de plástico, que son omnipresentes nas nosas vidas, non para de crecer. Como resultado, cada ano producimos máis e máis lixo sintético. Tendo en conta que o océano se ha ir convertendo nunha especie de vertedoiro global, gran parte deste lixo acumúlase nos ecosistemas mariños(1).



Para concienciar á cidadanía sobre o gran problema ecolóxico, ambiental e socioeconómico que supón o lixo plástico mariño e, deste xeito, contribuír a reducir este tipo de contaminación, o Aquarium Finisterrae organiza e exhibe a exposición “Mar de Plástico”.



A exposición, que está producida pola Asociación Mar de Fábula (www.mardefabula.org) e o colectivo RetoqueRetro (@RetoqueRetro), contén 85 obras artísticas realizadas con materiais plásticos recuperados como lixo nas praias galegas.

Mar de Fábula é unha asociación sen ánimo de lucro dedicada á conservación do océano. O seu voluntariado organiza actividades de limpeza de praias e sensibilización pública sobre o problema ecolóxico que supón o lixo mariño. Esas mesmas persoas voluntarias encargaranse de impartir as actividades relacionadas coa exposición, que consistirán en 4 talleres experimentais e 2 conferencias, cuxa celebración terá lugar entre xaneiro e xuño de 2018.



“Mar de Plástico” é unha iniciativa incluída no Programa Obxectivo 14 do Aquarium Finisterrae, que engloba as exposicións, actividades e talleres do museo destinadas a contribuír a cumprir os obxectivos da Axenda 2030 da ONU relacionados coa conservación do océano.


(1) Os oceanógrafos e oceanógrafas da expedición española Malaspina comprobaron que non existe un só recuncho do océano no que non haxa plástico. Detectárono en todas e cada unha das 3.070 mostras que recolleron ao redor do mundo. As maiores concentracións apareceron nos chamados xiros subtropicales, que son zonas dos océanos Pacífico, Atlántico e Índico nas que convergen grandes correntes oceánicas. Segundo o persoal investigador da expedición, parte do lixo plástico flotante rómpese en anacos máis pequenos por acción da luz solar. Logo, diferentes especies de bacterias mariñas encárganse de moler eses anacos para xerar partículas de poucos micrones de diámetro (un micrón é a milésima parte dun milímetro). Moitos peixes e invertebrados cómense estas partículas ao confundilas co plancton. Deste xeito, o plástico incorpórase á cadea trófica.